ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{CoPensar}

{ Exploración de todo esto de "pensar" colaborativamente y "actuar" pensando antes y durante y después. Con herramientas, con evolución natural, sin hacer nada especial ... }

Imagina Canarias

Archivos

<Diciembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
             


Documentos


Blogalia

Blogalia


©2002 lgs

Inicio > Historias > Para Septiembre

Para Septiembre

He echado un vistazo muy somero a algunas alternativas de métodos y software para pensar cooperativamente. También está lo que llaman "facilitación", con listas de correo específicas.

Están por un lado los métodos: la dinámica de grupo, la coreografía básica, el "modus interactuandi" (soy de ciencias, disculpen si está mal dicho), las reglas del juego.

Esos métodos tienen que funcionar en determinadas situaciones; tal vez no en todas, pero sí en muchas: situaciones de conflicto, de creatividad, de mucha o poca gente, de gente que comparte o no una "cultura", de gente con experiencia en esa "coreografía básica", etc.

Esos métodos tienen que ser fáciles de aprender y deberían tener buen "reprise": permitir que los participantes lleguen pronto a su rendimiento máximo (y lo mantengan).

Esos métodos podrían "escalar" mejor o peor: debieran servir para un par de personas o, posiblemente, para "cienes y cienes", o para países enteros. O continentes o planetas.

Esos métodos podrían servir para reuniones breves, para maratones, o para un esfuerzo copensador sostenido.

El software ... bueno, como los lenguajes Perl y Python: sería el "pegamento" que permite que la gente interactúe. Puede permitir cosas que el contacto cara a cara no permite. Permite registrar las ideas con licencias de copia diferentes. No debería dificultar las cosas y en cambio sí debería permitir que las ideas de varios métodos fluyan beneficiosamente.

Además de los métodos y del software, está el tema de cómo lograr que los participantes lleguen a usarlos (aprendizaje o entrenamiento). Si hace falta o no facilitación. Si cualquiera puede aprender o si es difícil o si hay impedimentos de algún tipo. Si los métodos (y el software) son simples y robustos, y adaptados a la naturaleza humana (si es que tal cosa existe) de forma que no se dependa demasiado del "carisma" del "instructor" o del "facilitador".

También está la "evidencia" sobre su utilidad: desde las llamativas y anecdóticas "experiencias de éxito" hasta los ensayos controlados con métodos sociológicos sutiles, objetivos y con resultados más o menos concluyentes.

No sé si habrá expertos en esta materia. No sé si yo podría convertirme en uno. Ocurre (disclaimer al canto) que en la práctica estoy especializado en un conjunto de métodos muy concreto. Ocurre que lo he visto funcionar y lo he usado y me gusta mucho.

Ocurre que tengo prevista una presentación frente a un grupo de gente, y tengo la sensación de que más vale que me lo estudie un poco.

Y, en cualquier caso, ocurre que las cosas están como están.

2003-07-14 | 1 Comentarios


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://copensar.blogalia.com//trackbacks/9801

Comentarios

1
De: lgs Fecha: 2003-07-14 16:51

http://www.lyndacurtin.com/certification/six_thinking_hats_lateral_thinking_instructor_certification_overview.asp



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.221.76.68 (85f9fd1da7)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

portada | subir