ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{CoPensar}

{ Exploración de todo esto de "pensar" colaborativamente y "actuar" pensando antes y durante y después. Con herramientas, con evolución natural, sin hacer nada especial ... }

Imagina Canarias

Archivos

<Noviembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      


Documentos


Blogalia

Blogalia


©2002 lgs

Inicio > Historias > Actuar al nivel de las feromonas

Actuar al nivel de las feromonas

Descripción:

Los hormigueros son capaces de encontrar el camino más corto a la comida, mantener a la reina poniendo huevos en un sitio óptimo, y otras cosas útiles para su supervivencia (la del hormiguero).

Todas estas cosas son impensables para cada hormiga individual y, de hecho, cada hormiga individual piensa sólo localmente, y actúa, también, sólo localmente.

Por lo visto, las hormigas se comunican unas con otras usando sólo una docena de mensajes posibles, de los que sólo uno es por contacto directo, y el resto son a base de "feromonas": sustancias específicas que secretan y que pueden "oler".

Estas feromonas se dejan en el suelo, que actúa como un gran tablón de anuncios comunitario, disperso y desordenado como la vida misma. Aquí sí que "el mapa es el terreno".

El olor de las feromonas se desvanece con el tiempo, y supongo que también con el viento, la lluvia, etc. No sé si al olisquear me llevo moléculas pegadas a la nariz, pero podría ser.

Cada hormiga deja sus mensajes en función de la información que obre en su poder en ese momento, y en función de lo que esté haciendo: "estoy trayendo comida", "por allí hay peligro", y pocas cosas más.

Cada hormiga interpreta lo que "lee" en función del mensaje y de su propia situación. Por lo visto, si estoy llevando comida y me cruzo con diez hormigas que hacen lo mismo, puede que me dedique a otra cosa. Así, no pienso globalmente, pero soy sensible a lo que hacen los demás de mi entorno inmediato.

Intención:

Los seres humanos somos muy diferentes de las hormigas y, en un cierto nivel de abstracción, podemos encontrar paralelismos interesantes, y tal vez inventar cosas útiles para nosotros como "hormiguero".

Por ejemplo ...

Algunas ideas:

Es interesante que los mensajes sólo sean "privados" de forma ocasional: cuando dos hormigas rozan sus antenitas entre sí. El resto del tiempo interactúan dejando y leyendo mensajes en una especie de "wiki" que cada una "navega" localmente. Además, las hormigas son, según parece, totalmente anónimas e intercambiables.

Nosotros, en cambio, presumimos de ser únicos, y realmente lo somos en cierta medida y en cuanto a la combinación de características, que constituye una mezcla bastante única. Pero para determinadas cosas no somos únicos: da igual quién baje la basura, por ejemplo. (Así que bájala tú.) Así que la baja el primero que pase y tenga el estátus de "harto de ver esa basura ahí".

Si lo que queremos es resolver los problemas del mundo mundial, ¿qué podríamos aprender de esto?

Por ejemplo, podríamos recordar a los 80 millones de ciudadanos europeos, y a los 50 millones de ciudadanos norteamericanos, que algunos han descrito como "cultural creatives". ¿Hay tareas que puedan hacerse en plan hormiguero?

...

Si no comunicamos unos con otros, porque (simplemente por ser creativos) nos lo prohibimos, ¿cómo nos comunicaríamos con "el siguiente que pase"? ¿Cuál sería el "pizarrón" en el que escribiríamos? ¿Qué tal la calle? ¿Marcas con tiza o pegatinas o pins en las solapas, para decir "soy de los nuestros"? ¿Un pin de los "creativos culturales"? ¿Flashmobs organizadas a base de la identificación mútua?

...

Otra cosa interesante es pensar cuál sería nuestro vocabulario básico.

Para las hormigas seguramente lo esencial es la comida y el peligro. (El sexo, bueno, es una cosa ocasional y para unos pocos, que probablemente no son ni siquiera especialmente privilegiados.)

Supongamos que nuestra "comida" es "lograr un territorio sostenible para nuestro hormiguero (humano)". Los caminos serían, no sé, supongo que las ideas para que cada uno haga cosas que aumenten la sostenibilidad del conjunto. Podríamos, por ejemplo, tener dos estados: "estoy recogiendo ideas" y "estoy ejecutando ideas".

Esta hormiga, de momento, se ha perdido. Sigue tú ... O, dicho en idioma hormiguil: "allí hay más comida que la que puedo acarrear yo solooooo".

2004-12-13 | 2 Comentarios


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://copensar.blogalia.com//trackbacks/24272

Comentarios

1
De: mmp Fecha: 2004-12-13 23:06

A ver, tengo un par de ideas en la cabeza después de leer tu post.
Creo que en la actualidad el "terreno" es la red. Se pueden seguir los rastros químicos de las "ideas" desperdigadas por ahí, hay muchos rastros por todos lados, mucha información, mucha gente dejando mensajes, mucho ruido...las herramientas las has descrito y las utilizas y desarrollas, tiempo al tiempo.

El siguiente paso es pasar a la acción.
Leo dos cosas. Primero, recomiendo esto(http://blogs.salon.com/0002007/2004/12/12.html#a982) . Me ha parecido muy duro y muy realista. Algo así como que el tiempo de concienciar ha pasado. Que hay que entrar en acción.
Pero el problema que veo es: ¿Cómo cambiar el sistema dentro del sistema? ¿es posible? ¿no será el desarrollo sostenible un "juego inutil"?
no pretendo respuesta, solo divagaba :)



2
De: M@ximilian Fecha: 2004-12-15 19:23

Interesante. Muy interesante.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.198.221.13 (c9df659f3f)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

portada | subir